EL ABORTO






 

 

 

 

EL ABORTO

Definición, historia, tipos, métodos y consecuencias

 

 

 

 

HENRY GÓMEZ LONDOÑO

Psicólogo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

JULIO DE 2012

 

 

 

 

 

 

INDICE

 

 

Introducción
 
1.      Definición
 
2.      Historia
 
3.      Tipos de aborto
A.    El aborto espontáneo
B.     El aborto inducido o provocado
 
4.      Métodos comúnmente utilizados para abortar
 
5.      ¿Porque las mujeres toman la decisión de abortar?
 
 
6.      Consecuencias del aborto.
A.    Para la mujer
B.     Para la relación de pareja
C.     Para los otros hijos
 
7.      Estrategias para superar  un aborto
 
 
8.      El aborto en Colombia
A.    Cifras
B.     Legislación colombiana
 
9.      Posición de la iglesia
 
10.  Prevención del aborto
 
11.  Temas para reflexionar
 
12.  Bibliografía
 

  

 

AGRADECIMIENTOS

 

 

Quiero iniciar este documento, que he querido denominar EL ABORTO “Definición, historia, tipos, métodos y consecuencias”, dedicándoselo a misma padres que han sido el motor de mi existencia, que no solo me trageron al mundo, sino que durante toda su vida me eduvcarón, me enseñaron la importancia de los valores humanos y me brindaron su apoyo incondicional , a pesar de las duras circunstancias que les toco vivir.

Agradezco también a mi amada esposa por todo el amor y apoyo que me brinda, y también, quiero expresar mis agradecimientos a todas las mujeres del mundo, que han tenido la valentía de asumir su embarazo y tener sus hijos, a pesar de las duras circunstancias que les haya tocado vivir antes, durante y después del embarazo.

 
 
 

Introducción

 

Los adolescentes no solo son los adultos de mañana, son el presente activo de la humanidad, y constituyen una proporción substancial de la población; ante lo cual, ignorar sus necesidades no sólo es difícil sino insensato. Es difícil porque el número de los adolescentes es tan grande y cada vez ocupan más espacios sociales en busca de respuesta y aceptación; insensato, porque lo que les sucede a ellos afecta a toda la humanidad, porque los adolescentes poseen una amplia capacidad reflexiva que bien guiada podrá ayudar a realizar las reformas sociales que le mundo requiere.

La OMS define la adolescencia, como: etapa que transcurre durante el segundo decenio de la vida de los seres humanos, es decir, entre los 10 y los 19 años, existiendo una diferencia entre su etapa temprana (10 – 14 años) y la tardía (15 – 19 años).

La adolescencia es el tiempo de las contradicciones; siendo una de las primeras contradicciones, la de mantener mente infantil en cuerpo de adulto. Es una de las etapas más hermosas de la vida en la cual se deja de ser niño para convertirse en adulto, operándose una serie de cambios anatómicos, fisiológicos y psicosociales. En esta etapa se producen las definiciones personalidad que han de guiar nuestra conducta en la vida adulta.

La adolescencia es una etapa de cambios que suceden con gran rapidez afectando ámbitos sociales, culturales, psicológicos, anatómicos y fisiológicos. Algunos autores plantean la adolescencia como un nuevo nacimiento, lo cual no se aleja totalmente de la realidad, ya que es en esta etapa cuando aparecen intereses sociales y florecen sentimientos nunca antes experimentados, lo que junto a los cambios fisiológicos hacen evidentes una transformación significativa del sujeto, que poco a poco deja de ser un niño, para convertirse en adulto.

La adolescencia suele ser la edad de las contradicciones e incomprensiones, donde se hace posible el descubrimiento de uno mismo, de los demás y de la ampliación del horizonte individual. El perfeccionamiento y madurez de estas características psicosociales se desplazan, en el adolescente, a edades más avanzadas de la vida, a diferencia de la precoz madurez biológica imperante en esta etapa. Todo esto unido a la desinformación y la falta de educación en el orden sexual, posibilita que las adolescentes se crean aptas para concebir, por lo que se considera este período como importante grupo de riesgo en la salud reproductiva, que pudieran dar lugar a una maternidad y una paternidad precoz.

De acuerdo con los más recientes estudios en el mundo sobre natalidad, más del 10% de los nacimientos que se registran anualmente en el mundo se producen en madres adolescentes. Cada año nacen 15 millones de niños de madres adolescentes. Cada día 41.095, cada hora 1.712. De acuerdo con estos mismos estudios demográficos, en América Latina los países con mayor tasa de maternidad en adolescentes se encuentran en las regiones de: Nicaragua, Guatemala, Honduras, El Salvador, Venezuela, representando entre un 15 - 25% de las adolescentes, y la taza de nacimientos en Colombia se encuentra en un aumento aceleradamente preocupante; otros autores plantean que nuestro país se encuentra entre las naciones con índice elevado (17%) de embarazos en adolescentes, se registra que en el año 2000 en nuestro país hubo un total de nacimientos de 143.528 de estos 18.325 en las edades comprendidas entre 15 - 19 años y 510 nacimientos en menores de 15 años.

Todo esto unido a la desinformación y la falta de educación en el orden sexual, posibilitando que las adolescentes se crean aptas para concebir, por lo que se considera este período como importante grupo de riesgo en la salud reproductiva, que pudieran dar lugar a una maternidad y una paternidad precoz.

De esta forma la pregunta que angustia a los expertos es ¿Cómo elevar el nivel de conocimientos de las adolescentes sobre los riesgos y complicaciones que trae como consecuencia el embarazo a esa edad?.  partiendo de la Hipótesis Científica, que si se aplicara una estrategia educativa se elevaría el nivel de conocimientos sobre los riesgos y complicaciones que trae como consecuencia el embarazo en estas edades, y en el mismo sentido disminuiría la cantidad de embarazos en la adolescencia y por consiguiente la de los abortos.

Este libro, que nace como un aporte de índole personal y profesional, a todas aquellas personas -llámense mujeres embarazadas, esposos, amantes, “amigos”, padres de mujeres embarazadas- que necesiten de una guía seria, oportuna y profesional para tomar una buena decisión, su importancia radica en que sin pretender ser una panacea sobre el tema del aborto en Colombia, si contiene los datos, estadística e informaciones que deberían ser del dominio público, y de manera muy especial de los jóvenes y adolescentes, como una herramienta eficaz para la prevención de los embarazos indeseados y por consiguiente de los abortos.

En procura de la cabal obtención de los objetivos educacionales propuestos, he dividido el libro en capítulos que irán guiando al lector de manera inductiva, por todos aquellos temas que sobre los embarazos indeseados y el aborto como tal, he considerado  que se debían abordar en este documento; iniciando desde la definición del aborto, su historia y los métodos más utilizados para realizarlo, hasta terminar por la legislación colombiana, y rematar con la posición de la iglesia sobre el asunto y unas frases que he considerado deben quedar en el tintero como materia de análisis sobre el tema.

 

 
 

1.      DEFINICIÓN

 

La  palabra aborto, es un término que viene del latín (abortus) se y deriva de la composición de un prefijo y una raíz: Ab: que significa privación y ortus: que significa nacimiento; su traducción sería: sin nacimiento; peor en el argot popular, se considera como aborto a la interrupción prematura, natural o forzada del embarazo, y en medicina legal el aborto es la terminación del embarazo en cualquier época de su evolución, siempre que se haya provocado violentamente.

Aunque el aborto tiende a ser un hecho de trascendental importancia, ya que  acarrea grandes implicaciones psicológicas, sociales, culturales, y políticas, en muchos países (como es el caso de los países occidentales) ha sido promovido durante años como método de control natal, y recientemente se difunde como parte fundamental de los "derechos sexuales y reproductivos" de la mujer por organizaciones feministas, definiéndolo con términos que tratan de cubrir su naturaleza criminal, como “interrupción voluntaria del embarazo” o “derecho a la salud reproductiva”, “derecho a decidir”. Pero ninguno de estos términos puede ocultar que el aborto es la muerte de un niño sin nacer.

 

 

2.      Historia DE LOS ABORTOS

 

Aunque en la antigüedad la realización de abortos era un método generalizado para el control de la natalidad, fue prohibido por algunas religiones, pero no se considero una acción ilegal hasta el siglo XIX. Época en la que se prohibió para proteger a las mujeres de intervenciones quirúrgicas, que en aquellos tiempos, eran muy riesgosas; siendo únicamente permitido era en casos en los que peligraba la vida de la madre.

Durante el siglo XX la legalización ha liberalizado la interrupción de embarazos no deseados en diversas situaciones médicas, sociales o particulares. Los abortos por voluntad expresa de la madre fueron legalizados primero en Rusia (1920); posteriormente se permitieron en Japón y en algunos países de Europa del este, después de la segunda guerra mundial. A fines de la década de 1960 la despenalización del aborto se extendió a muchos países, incluyendo a Colombia. Las razones de estos cambios legales fueron de tres tipos:

*      El infanticidio (muerte de un niño) y la mortalidad materna asociada a la práctica de abortos ilegales;

*      La sobrepoblación mundial

*      El auge del movimiento feminista y su constante presión sobre los sectores políticos.

Hacia 1980, el 20% de la población habitaba en países en los cuales la legalización solo lo permitía en situaciones de riesgo para la vida de la madre; otro 40% residía en países en los que el aborto era permitido solo en situaciones de riesgo para la salud de la madre, tales como violaciones o incesto, presencias de alteraciones genéticas en el feto y en situaciones de sociales especiales (madres solteras o con bajos ingresos); el restante 40% de la población habitaba en los lugares donde el aborto estaba permitido con las únicas condiciones de los plazos legales para su realización. El movimiento de despenalización ha seguido creciendo en todo el mundo y ha sido defendido en las conferencias mundiales sobre la mujer (especialmente en la de Pekín en el año 1995). Aunque todavía hay países, que sobre todo por cuestiones religiosas, se ven presionados a mantener legalizaciones restrictivas y condenatorias.

 

3.      Tipos DE ABORTOS

 

A.                El aborto espontáneo: de acuerdo con los especialistas, el aborto espontáneo es la pérdida del embarazo antes de las 20 semanas, mucho antes de que el feto esté en condiciones de sobrevivir fuera del útero materno. Según las estadísticas, cerca del 10 al 15 por ciento de los embarazos reconocidos termina en un aborto espontáneo y hasta el 40 por ciento de los embarazos puede terminar de esta manera ya que muchas pérdidas ocurren antes de que la mujer se dé cuenta de que está embarazada.

Aunque no se conocen bien las causas que provocan los abortos espontáneos, las estadísticas muestran que la mayoría de ellos ocurre cuando un embarazo no se está desarrollando normalmente y, por lo general, no hay nada que la mujer o su médico puedan hacer para impedirlo; y  hay varios factores que pueden contribuir al aborto espontáneo durante el primer trimestre:

*     Anomalía cromosómica en el feto. Más del 50 por ciento de los abortos espontáneos que tienen lugar durante el primer trimestre se originan en problemas cromosómicos del feto. Los cromosomas son las estructuras celulares diminutas con forma de filamento donde se encuentran nuestros genes. Cada persona tiene 23 pares de cromosomas (46 en total).  Un cromosoma de cada par proviene del padre y el otro de la madre. La mayoría de las anomalías cromosómicas es resultado de un óvulo o espermatozoide defectuoso que tiene cromosomas de más o de menos. El embrión resultante tiene una cantidad incorrecta de cromosomas, lo que suele llevar a un aborto espontáneo. Las anomalías cromosómicas se vuelven más comunes a medida que aumenta la edad, y en la misma dirección el riesgo de aborto espontáneo.

*     Cigoto detenido. El cigoto detenido es un saco de embarazo que no contiene feto alguno, ya sea porque el embrión no se formó o porque dejó de desarrollarse muy temprano. En algunos casos, es causado por anomalías cromosómicas. En las primeras semanas, la mujer puede notar que sus síntomas de embarazo han desaparecido y puede tener sangrado vaginal de color marrón oscuro. Con un ultrasonido podrá observarse que el saco de embarazo está vacío. Un cigoto detenido resultará en última instancia en un aborto espontáneo, aunque en algunos casos éste no tiene lugar hasta varias semanas más tarde.

*     Problemas de salud de la madre. Los problemas hormonales, infecciones, diabetes, enfermedad tiroidea, lupus eritematoso sistémico y otras enfermedades autoinmunes pueden aumentar el riesgo de aborto espontáneo en la primera etapa del embarazo. En algunos casos, el tratamiento de estos trastornos antes y durante el embarazo logran prevenir el aborto espontáneo.

*     Factores relacionados con el estilo de vida. Las mujeres que consumen alcohol, fuman o consumen drogas ilícitas pueden correr un riesgo mayor de tener un aborto espontáneo. Un estudio reciente de la organización “los efectos de la cafeína en el feto en desarrollo” March of Dimes, comprobó que las mujeres que consumen 200 miligramos o más de cafeína a diario (equivalente a una taza de café de 12 onzas aproximadamente) tienen un riesgo dos veces mayor de sufrir un aborto espontáneo que las mujeres que no consumen cafeína. El mismo estudio de la empresa March of Dimes recomienda a las mujeres embarazadas o que están intentando quedar embarazadas no consumir más de 200 miligramos de cafeína a diario.

El aborto espontáneo durante el segundo trimestre es menos común y se da en el uno al cinco por ciento de los embarazos entre las semanas 13 y 19.3 Estas pérdidas se deben a menudo a problemas en el útero o a un cuello uterino debilitado que se dilata de forma prematura. Al igual que con las pérdidas que ocurren durante el primer trimestre, las anomalías cromosómicas, las infecciones y los trastornos de salud de la madre pueden causar estas pérdidas.

 

Síntomas del aborto espontáneo: según los médicos, el sangrado vaginal, a veces acompañado por dolores menstruales o dolores abdominales más fuertes, puede ser una señal de que la mujer está por tener un aborto espontáneo. No obstante, se recomienda que la mujer consulte a su médico si experimenta cualquier tipo de sangrado durante el embarazo debido a que muchas mujeres experimentan manchado vaginal durante los primeros meses del embarazo sin tener un aborto espontáneo¸ Para que sea el médico mediante exámenes especializados (como un ultrasonido y análisis de sangre) y el  examen interno quien podrá determinar si el cuello del útero está dilatado (señal de que es probable que se produzca un aborto espontáneo)

Es de anotar, que la mujer que sufre un aborto espontaneo en la mayoría de los casos, no se requiere ningún tratamiento. El útero se vacía solo como si fuera una menstruación intensa. No obstante, si el ultrasonido muestra que queda tejido en el útero o si la mujer tiene hemorragias intensas, es posible que el médico le recomiende un tratamiento para vaciar el útero. Esto puede hacerse mediante un procedimiento quirúrgico llamado dilatación y curetaje (D&C), en el que se dilata el cuello uterino y se extirpa el tejido con succión o con un instrumento llamado cureta. En algunos casos el médico puede ofrecer a la mujer la opción de usar un medicamento (misoprostol) para evacuar el tejido que queda.

Dado que la espera de un aborto espontáneo es traumática, los médicos suelen ofrecer a las mujeres con un cigoto detenido o un aborto espontáneo no producido una D&C o misoprostol para vaciar el útero (el ultrasonido muestra que el embrión ha muerto pero aún no se ha producido el aborto espontáneo). Sin embargo, esperar que un aborto espontáneo se produzca de forma natural no debería perjudicar la salud de la mujer ni sus probabilidades de tener un embarazo sano más adelante. La mujer elegirá junto con su médico el método más conveniente.

 

B.         El aborto inducido o provocado: Es la interrupción deliberada del embarazo mediante la extracción del feto de la cavidad uterina, y básicamente existen cuatro tipos de aborto inducidos:

*                      Aborto terapéutico: Es el realizado cuando el embarazo pone en peligro la vida de la mujer embarazada. Esta situación ha quedado prácticamente superada como consecuencia del progreso en la medicina. Quedan algunas pocas situaciones excepcionales, en las que además el feto no va a ser viable (por ejemplo el caso del embarazo ectópico, en el que la implantación del embrión no acontece en el útero, sino, por ejemplo, en las trompas).

*                      Aborto ético o humanitario: Cuando el embarazo ha sido consecuencia de una acción delictiva, fundamentalmente violación o relaciones incestuosas.

*                      Aborto psicosocial: Es el realizado por razones personales, familiares, económicas, sociales,... de la mujer. Es indiscutible que esta indicación incluye el máximo porcentaje de abortos realizados en el mundo.

*                      Aborto eugénico: También podría llamarse de “indicación fetal” o “preventivo”. Es el planteado cuando existe importante riesgo o probabilidad de que el nuevo ser está afectado por anomalías o malformaciones congénitas. El diagnóstico prenatal ha desarrollado una serie de técnicas que permiten una importante aproximación al conocimiento del no-nacido, teniendo en cuenta que la medicina se mueve frecuentemente dentro de unos márgenes de probabilidad mayores o menores, y frecuentemente, ante la duda, se están realizando occicisiones de fetos normales, pero también hay que considerar, que todo ser humano tiene una intrínseca dignidad y un derecho a la vida que no depende de su integridad física o de sus niveles intelectuales.

 

 

 

4.      Métodos COMUNmente UTILIZADOS PARA ABORTAR

 

A continuación se expone los métodos que se utilizan para hacer abortos, ninguno de los cuales es totalmente inofensivo, y que son publicados en la página web, de la organización “salvos, solo por gracia, sobre el aborto terapéutico.

 

Succión: El 85% de los abortos en E.U. se llevan a cabo por este meto en el trimestre del embarazo (12semanas). Se dilata el cuello del útero y se inserta un tubo hueco que tiene un borde afilado y está conectado a un potente aspirador, una fuerte succión despedaza al bebé. Finalmente, como la cabecita es muy grande para pasar por el conducto del aspirador, se extrae con unos fórceps y se le deposita en un recipiente junto con los restos del bebé.

Algunas complicaciones para la mujer son: infecciones, laceración o perforación del útero, trauma renal, embolias, trombosis, esterilidad, etc.

 


 Dilatación y curetaje (D y C): Se utiliza a finales del primer trimestre o principios del segundo, cuando el bebé ya es demasiado grande para ser extraído por succión. Es similar al de succión, pero esta vez se utiliza una cureta o cuchillo provisto de una cucharilla con una punta afilada con la cual se destroza al bebé en pedazos, con el fin de facilitar su extracción por el cuello de la matriz. Luego se sacan éstos pedazos con la ayuda de fórceps

Este procedimiento tiene los mismos riesgos del método de succión y otros más.

 

 

 

Dilatación y evacuación (D y E): Comúnmente utilizado cuando el segundo trimestre del embarazo está bien avanzado o durante el tercer trimestre. Se inserta una sustancia de alga marina dentro de la cérvix para dilatarla. Al día siguiente se insertan un par de fórceps con dientes de metal afilados, con los cuales se arrancan y retiran, pedazo a pedazo, las partes del cuerpo del feto. Como usualmente la cabeza del bebé es demasiado grande para ser extraída entera, la aplastan por compresión antes de sacarla

El abortista tiene que armar de nuevo el cuerpecito completo, una vez que extrae los pedazos, para asegurarse de que no se ha quedado nada dentro del útero de la madre, de lo contrario ésta puede sufrir una infección.

Este método tiene las mismas consecuencias para la mujer que los demás, pero es mucho más peligroso. Mientras más avanzado esté el embarazo mayor es el riesgo de complicaciones y muerte para la mujer.

 

 

 

Inyección salina: Se utiliza solamente después de las 16 semanas. El líquido amniótico que protege al bebé se le extrae, inyectándose en su lugar una solución salina concentrada. El bebé ingiere esta solución que le producirá la muerte 12 horas más tarde por envenenamiento, deshidratación, hemorragia del cerebro y de otros órganos y convulsiones. Esta solución salina produce dolorosas quemaduras graves en la piel del bebé. Unas horas más tarde, la madre comienza un "parto" prematuro y dá a luz un bebé muerto o casi muerto. Algunas de las complicaciones para la mujer son la ruptura del útero, embolismo pulmonar, peligrosos coágulos intravasculares, etc.

 

.

"D y X": (también conocido como aborto por parto parcial): Este horripilante procedimiento se lleva a cabo durante el segundo o tercer trimestre del embarazo. El abortista introduce unos fórceps en el útero y, guiado por la ecografía, agarra los piecitos del bebé y tira de ellos hasta que la parte inferior de la cabecita está expuesta. Luego utiliza unas tijeras para abrir. Un agujero en la cabeza del bebé, a través del cual introduce un catéter para succionarle el cerebro. Una vez hecho esto, el cuerpo inerte del bebé es "evacuado".

 

 


Prostaglandinas: Se administra este fármaco para provocar contracciones del útero. A veces el bebé nace vivo, lo cual se considera una "complicación." Generalmente no sobrevive, debido a que es muy prematuro.

Entre las complicaciones de este método están la ruptura del útero, sepsia, hemorragias, paros cardíacos, vómitos, embolias, etc."

 


Histerectomía u operación cesárea: Este procedimiento se lleva a cabo durante los últimos tres meses del embarazo. Consiste en realizar una cesárea, no con el objeto de salvar al bebé, sino para dejarlo morir o para matarlo directamente. Como es una intervención quirúrgica mayor tiene frecuentes complicaciones.

Los bebitos muertos por el aborto son desechados en latones de basura y quemados en incineradores.

 

 

EXTRACCIÓN MENSTRUAL:  La extracción menstrual es una técnica que surgió en la década de los 70 que consiste en succionar la sangre menstrual directamente a través de un mecanismo denominado Del-EM compuesto por dos cánulas conectadas a una jeringa y un recipiente colector respectivamente. Cuando se aprieta la jeringa se crea un vacío en el bote y el contenido del útero queda depositado en éste. Es un método sobre todo casero propuesto en Estados Unidos por Lorraine Rothman del grupo Feminist Women’s Health Center cuando el aborto estaba prohibido. Se disfrazaba como un modo ‘cómodo’ de eliminar la menstruación abundante, no obstante en la mayoría de los casos lo que se realizaba era un aborto en fase temprana. Su uso se hizo común sobre todo en mujeres de zonas marginadas donde la interrupción del embarazo era imposible.


 RU-486: La RU-486 es un fármaco que se utiliza, casi exclusivamente, para producir abortos de embriones de pocos días de vida. Su nombre genérico es Mifepristona. Es una hormona sintética que bloquea la progesterona (hormona indispensable para que se mantenga el embarazo). La RU 486 impide la fijación y provoca la expulsión del hijo concebido, produciéndose la muerte del mismo (aborto).

 

*                      Metotrexato + misoprostol: de acuerdo con el articulo publicado en internet“TÉCNICAS PARA LA PRÁCTICA DEL ABORTO PROVOCADO” en laRevista oficial de la Sociedad Española de Fertilidad, el metotrexate o aminopterina es un inhibidor de la 4-fólicoreductasa que se utiliza desde hace décadas en el tratamiento de procesos cancerígenos, y mas recientemente en el tratamiento de la artritis reumatoide, psoriasis, enfermedad de Chron, lupus eritematoso y también y con notable éxito en el embarazo ectópico. Los efectos secundarios de una sola dosis de 50 mg de metotrexate son mínimos y en muchas ocasiones inexistentes.

En gestaciones intrauterinas se obtienen abortos completos del 90 al 97% utilizando la misma dosis de metotrexate por vía I.M. seguido de 2 a 5 días después de 1 a 3 dosis de 800 μg de misoprostol por vía vaginal. El límite de este método se sitúa en las 7-8 semanas de gestación ya que el metotrexate solo es eficaz cuando las células son aún muy indiferenciadas, ya que su acción se ejerce fundamentalmente como tóxico placentario. Con las dos primeras dosis de misoprostol se obtiene cerca del 90% de aborto completo.

 

 

 

Esta imagen  es el resultado“ normal” , de un día de trabajo en una clínica de abortos

 

 

 

 

5.      ¿Porque las mujeres toman la decisión de abortar?

 

Los estudios realizados sobre el tema y las experiencias personales de los psicólogos en la práctica profesional, llevan  a concluir, que existen múltiples y variables causas de dicha problemática, que van desde los aspectos psicológicos y familiares de la mujer, hasta problemas económicos y de pareja, lo cierto es que en nuestra sociedad existe un sin números de factores que influye en el proceso del aborto teniendo en cuenta como primera medida el mal uso de las relaciones sexuales, sobretodo de la juventud, quien por vivir intensas emociones se dejan llevar por momentos que le crean felicidad y placer, no teniendo en cuenta las consecuencias que esto podría tener, sobre todo porque no tiene la suficiente preparación para utilizar medidas preventivas y de planificación.

Lo cierto es que algunas mujeres toman el aborto como la salida de una situación que le generaría complicaciones, Otras saben que moralmente es incorrecto, pero lo tienen como alternativa de solución de un embarazo no deseado. En tal sentido, en este capítulo nos detendremos a analizar solo las causas psicosociales que conducen a las madres y/o a las parejas a tomar la dedición de abortar, dado que considero que se posee ya suficiente ilustración sobre las causas biológicas que encarnan dicho problema.

De acuerdo con el autor de este libro, el principal problema psicológico del aborto es el miedo:

*      Miedo a las necesidades económicas para alimentar a el hijo, temor que se debe a la sociedad de consumo y de falsos valores en que vivimos que a desvalorizado a el niño que debe venir a este mundo y con su racionalismo a creado un falso temor

*      Miedo a no poder terminar sus estudios y realizarse profesional y laboralmente: frecuentemente las madres (y padres), sienten que tener un bebé les hará difícil trabajar, ir a la escuela y/o cuidar a los demás hijos, pero lo que realmente se debe tener en cuenta en cualquiera de los casos, es que un nuevo bebe, debe ser un motivo (un aliciente) para hacer las cosas y no una excusa para claudicar e inspirar lastima.

*      Miedo al que dirán, tanto la familia como las demás personas, cuando una joven es embarazada durante el noviazgo, realmente los conceptos y los racionamientos humanos de los padres ante la ley de Dios no deben impedir que venga una criatura a este mundo, la vida la da Dios y en tal sentido es el único que la debe quitar.

*      Miedo a desilusionar a sus padres: debido a que muchos padres y/o madres conservadoras, se mofan de que sus hijas tiene determinada edad y aun son vírgenes, y en tal sentido bien lanzando advertencias y amenazas que supuestamente harían efectivas el día en que se dieran cuenta de que no es así. ante lo cual, sus hijas no quieren que nadie sepa que han tenido relaciones sexuales y mucho menos que están embarazadas y prefieren recurrir al aborto antes que ser la desilusión de sus padres.

*      Miedo a los 9 meses de embarazo y al dolor de parto: Histórica y biológicamente, la misión más grande de toda mujer, es ser madre, si los animales que son irracionales no se niegan a este derecho, porque la mujer ha de tener miedo si es una función natural propio de su naturaleza femenina

*      Miedo a contar que fueron violadas: La violación tiene efectos traumáticos para sus víctimas, para una mujer que lleva en sus entrañas una criatura fruto de una violación no es del todo agradable, pero debe ser  consciente que es un ser humano que merece vivir; lógicamente dicha decisión debe ir amparada de un acompañamiento psicoterapéutico que le permita ver en ese hijo(a) la gracia de Dios y de su creación y no la infamia del hombre que la sometió físicamente contra su voluntad.

 

Lo único cierto es que cada situación es diferente, y tú eres la única que puede decidir qué es lo más indicado en tu caso. Si estás tratando de decidir si el aborto es la opción más conveniente para ti, puede serte útil enumerar las ventajas y desventajas de hacerte un aborto. Piensa en qué ventajas o desventajas son más importantes para ti. Considera lo que sientes y lo que piensas acerca del aborto, lo que deseas para tu vida y para tu familia o futura familia.

 

A continuación, incluyo algunos aspectos que debes preguntarte si estás pensando en abortar (toma papel y lápiz y respóndelos a consciencia, , no lo hagas mentalmente, para que puedas luego leerlos y releerlos hasta estar segura que es la mejor decisión )

 

*      ¿Estoy lista para ser madre?

*      ¿Puedo permitirme tener un hijo ahora?

*      ¿Me siento capaz de afrontar el costo de un aborto?

*      ¿Preferiría tener un hijo en otro momento?

*      ¿Qué significaría para mi futuro y el de mi familia si tuviese un hijo en este momento?, pero en el mismo sentido ¿Qué significaría para mi futuro y el de mi familia si tuviese un aborto en este momento?

*      ¿Consideraría la posibilidad de dar a mi hijo en adopción?

*      ¿Tengo fuertes convicciones religiosas sobre el aborto?

*      ¿Cuál es mi opinión de las mujeres que deciden abortar?

*      ¿Qué modelo de madre y de ser humano quiero yo brindar a mis hijos y a mi pareja?

*      ¿Cuánto me importa lo que opinan los demás acerca de mi decisión?

*      Luego de haber consultado todo sobre lo que es un aborto, las clases de aborto que existen y los problemas biológicos y psicosociales que ello me pueden acarrear, ¿Puedo enfrentar la experiencia de hacerme un aborto?

*      ¿Hay alguien que me esté presionando para que aborte?, y si así lo es, ¿Es esa persona tan importante en mi vida como para permitirle que me obligue a tomar una decisión de la cual me puedo arrepentir toda la vida y que tal vez va contra mis convicciones y principios?

*      ¿Estaría dispuesta a contarle mi situación a mis padres o a presentarme ante un juez si el estado donde resido así lo exige?, es decir, estaría dispuesta a pagar penalmente por lo que pienso hacer si me descubren?

*      Si creo en Dios, ¿estoy dispuesta a rendirle cuentas a este, el día en que me muera?

 

Piensa en el sentido que tus respuestas tienen para ti. También puedes hablar sobre todo esto con tu pareja, un familiar, un amigo, un consejero religioso de confianza, pero sobre todo con un Psicólogo de confianza, ya que es la única persona que te podrá brindar una asesoría profesional adecuada, sin juzgarte y cuyo único interés es tu bienestar.

 

 

 

6.      Consecuencias del aborto.

 

El Psicólogo Henry Gómez Londoño - autor de este libro- dice que aunque existen miles de inescrupulosos, que especialmente a través del internet, motiva a las mujeres y/o las parejas a abortar, con frases como:

 

*      El aborto es un procedimiento seguro, y no suele haber complicaciones graves

*      Un aborto seguro y sin complicaciones tampoco causa problemas en embarazos futuros, tales como defectos congénitos, nacimiento de bebés prematuros o de bajo peso, embarazos ectópicos, abortos espontáneos o muerte infantil.

*      hacerse un aborto puede ser un hecho importante en su vida, tal como pueden serlo el fin de una relación, el comienzo o la pérdida de un empleo

*      La posibilidad de tener problemas emocionales graves y a largo plazo después de un aborto es tan remota como puede serlo en el caso de un parto

*      la mayoría de las mujeres sienten alivio después de un aborto

 

En esta misma dirección en la web también se encuentran escalofriantes testimonios como el citado en la página web de WEBA, Mujeres explotadas por el aborto (Women Exploited by Abortion), por una de las mujeres miembros de dicha organización, “…El médico me dijo que sólo había que inyectar un poco de líquido, que sentiría unas contracciones y que después expulsaría el feto. No fue así. Sentí a mi niña moverse de aquí para allá durante hora y media, el tiempo en que tardó en fallecer. Tuve un parto difícil durante más de 12 horas y yo misma di a luz a mi hija. Era hermosa, tenía cinco meses y medio... pero estaba muerta…”.

Otra de las víctimas del aborto, cito que “Mi médico no me contó que podría tener una abundante hemorragia y una infección que me podría durar semanas, tal como sucedio. Tampoco me dijo nada sobre la posibilidad de que me extirpasen el útero (histerectomía), tal como me hicieron ocho meses más tarde”,

 

Como se puede inferir Existen una gran cantidad de consecuencias físicas, biológicas y psicosociales que la mujer y/o las parejas y las familias deben de analizar detenidamente  antes de tomar la decisión de abortar y/o de aconsejar a alguien que lo haga, algunas de ellas son:

 

A.                    Para la mujer: En la mayoría de los casos a la mujer nunca le dicen todo lo que le puede pasar. Casi siempre, se explica el aborto como un procedimiento quirúrgico clínicamente seguro. Pero los aspectos del llamado procedimiento "seguro" pueden dejar un deterioro físico permanente, sin mencionar el sinnúmero de problemas psicológicos crónicos, los cuales son los más importantes, pero en últimas a los que menos atención se les brinda.

 

a)      Efectos físicos:

Efectos inmediatos: Alrededor de un 10 % de mujeres que se someten a un aborto provocado sufrirán complicaciones inmediatas, de las cuales aproximadamente un quinto (2 %) tienen la consideración de riesgo mortal. Las nueve grandes complicaciones más comunes que pueden darse durante la práctica del aborto son: infección, efusión excesiva de sangre, embolia, desgarro o perforación del útero, complicaciones de la anestesia, convulsiones, hemorragia, lesión cervical y "shock" endotóxico.

El riesgo de cáncer de mama aumenta después de un aborto e incluso se incrementa aún más con dos o más abortos.

*      Cáncer de ovarios, hígado y cervical (cuello uterino): Las mujeres con un aborto se enfrentan a un riesgo relativo de 2.3 de cáncer cervical, en comparación con las mujeres que no han abortado, y las mujeres con dos o más abortos encaran un riesgo relativo de 4.92. Riesgos igualmente elevados de cáncer de ovario e hígado se ligan con el aborto único o múltiple. Estos porcentajes incrementados de cáncer para el caso de mujeres que han abortado se vinculan aparentemente a la interrupción no natural de los cambios hormonales que acompañan al embarazo, así como a la lesión cervical no tratada.

*      Perforación del útero: Entre un 2 y un 3 % de las pacientes de aborto pueden sufrir perforación del útero; es más, la mayoría de estas lesiones quedarán sin ser diagnosticadas ni tratadas a no ser que realice una visualización mediante laparoscopia. Esta clase de examen puede resultar útil cuando se inicia un proceso judicial por negligencia en la práctica del aborto. El riesgo de perforación uterina se incrementa para las mujeres que ya han tenido hijos y para las que reciben anestesia general durante la realización del aborto. El daño en el útero puede complicarse en ulteriores embarazos y eventualmente puede acarrear problemas que requieran una histerectomía, lo que de por sí puede conllevar diversas complicaciones adicionales y lesiones que incluyen la osteoporosis.

*      Desgarros cervicales (cuello del útero): En al menos un uno por ciento de abortos realizados en el primer trimestre se producen importantes desgarros cervicales que requieren sutura. Las laceraciones de menor envergadura o las micro-fracturas, que normalmente no son tratadas, pueden también a la larga perjudicar la función reproductiva. La lesión latente post-aborto puede abocar a una posterior incompetencia cervical, parto prematuro y complicaciones durante el parto. El riesgo de lesión cervical es mayor en adolescentes.

*      Placenta previa: El aborto incrementa el riesgo de placenta previa en ulteriores embarazos (una circunstancia que pone en peligro tanto la vida de la madre como su embarazo deseado), en una escala de entre siete y quince. El desarrollo anormal de la placenta debido a lesión uterina aumenta el riesgo de malformación fetal, muerte peri natal y efusión excesiva de sangre durante el parto.

*      Embarazo ectópico: El aborto está relacionado de forma importante con un riesgo añadido de embarazos ectópicos posteriores. Los embarazos ectópicos, a su vez, amenazan la vida y pueden llevar a un descenso en la fertilidad.

*      Afección inflamatoria pélvica: Se trata de una enfermedad que puede poner en peligro la vida y conllevar un riesgo añadido de embarazo ectópico y reducción de fertilidad. Es por tanto razonable suponer que cuantos practican abortos previenen y tratan tales infecciones antes del aborto.

*      Endometritis: La endometritis representa un riesgo post-aborto para todas las mujeres, pero en especial para las adolescentes, las cuales tienen una probabilidad 2.5 veces mayor de contraer endometritis después de un aborto que las mujeres con edades entre 20 y 29 años.

*      Síndrome de Asherman: otro daño importante que según los expertos sufren algunas mujeres luego de un aborto es el llamado “SÍNDROME DE ASHERMAN”, el cual se reconoce por la aparición de adherencias de tejido dentro del útero, que producen síntomas clínicos tales como anormalidades menstruales, infertilidad y abortos espontáneos frecuentes, siendo el más común el aborto por dilatación y curetaje (comúnmente conocido como (D&C).

 Aunque no se conoce totalmente como este síndrome afecta la fertilidad, algunas explicaciones indican que: las adherencias del tejido impiden que el embrión se implante en la pared uterina, lo cual trae como consecuencia que la implantación se realice en el cuello uterino o en las tomas de Falopio (embarazo ectópico) y/o que ocurra un aborto espontaneo. Existe evidencia científica de que los embarazos ectópicos junto con los abortos inducidos pueden estar relacionados con  el Síndrome de Asherman o con el tratamiento final del dispositivo intrauterino y que la presencia de este síndrome puede conllevar a la infertilidad

 

Además de otros efectos como:  Esterilidad, abortos espontáneos, embarazos, nacimientos de niños muertos, trastornos menstruales, hemorragia, infecciones, shock, coma, útero perforado, peritonitis, coágulos de sangre pasajeros, fiebre / sudores fríos, intenso dolor, perdida de otros órganos, llanto/ Suspiros, insomnio, pérdida de apetito, pérdida de peso, agotamiento, tragar constantemente, nerviosismo, disminución de la capacidad de trabajo, vómitos, trastornos gastrointestinales, frigidez, y hasta la muerte.

 

b. efectos psicológicos: Es muy común que las mujeres que asisten a consulta psicológica después de haber tenido un aborto expresen frases como: “Nadie me dijo nunca que viviría con esta decisión durante el resto de mi vida. Han pasado varios años pero mi pena continua.”. preocupados por develar los varaderos efectos psicológicos que en la mujer pudiera causar el aborto, en 1989, El Consejo de representantes de la Asociación de Psicólogos Americana (APA) creó un grupo de trabajo de Salud Mental y Aborto (TFMHA), cuyo objetivo era  “reunir, examinar y resumir las investigaciones científicas dirigidas a la salud mental asociada con el aborto, incluyendo las respuestas psicológicas post aborto” y emitir un informe basado en las revisiones realizadas, informe que se entregó el 13/8 /2008 y se limitó a revisar estudios sobre las implicaciones de la salud mental en aborto inducido.

Preparando el informe TFMHA report  realizó la más amplia y crítica evaluación de literatura publicada desde 1989, reconociendo que las distintas perspectivas, morales, religiosas y éticas, afectan la forma cómo el aborto es percibido y que “algunas mujeres experimentan severo estrés o sicopatología siguiendo a una borto”. Existen gran cantidad de estudios empíricos, no obstante se encontraron cuatro marcos teóricos que en los que  se han logrado establecer una potencial asociación entre el aborto y la posterior salud mental de la mujer. Cabe anotar que estas perspectivas no son excluyentes y que muy por el contrario a menudo son complementarias:

a. Aborto desde la perspectiva del estrés y formas de enfrentarlo

desde esta óptica, se explica la reacción emocional al aborto como una reacción de estrés, el cual es la respuesta psicológica y fisiológica a un evento en que la persona siente que sus recursos han sido sobrepasados, y distingue entre un rango normal de emociones y sentimientos negativos que siguen a una difícil decisión, como tristeza, sentimientos de pérdida, disforia; otros varios factores relacionados con reacciones psicológicas negativas después de un aborto tienen que ver con la percepción de rechazo al aborto de su pareja, familia y amigos y la ausencia de apoyo social.

Este marco teórico identifica el aborto como un estresor más en la vida de la mujer, al cual afrontará de acuerdo a sus habituales estrategias para enfrentar el estrés.

b. El aborto como una experiencia traumática

Este enfoque define el aborto como trauma, porque involucra una experiencia de muerte humana, específicamente la destrucción intencional de un niño no nacido. Y se es testigo de una muerte violenta, así como de una violación al instinto y responsabilidad parental, al fuerte apego al feto y un no reconocido dolor.

Sppeckhard y Reus (1992, 1991, 1995, 2004) postulan que le experiencia traumática del aborto puede conducir a severos trastornos de salud mental y ellos acuñan el término de Síndrome post-aborto para estas manifestaciones psicológicas.

 

c. El aborto dentro del contexto sociocultural

Esta otra perspectiva enfatiza el impacto del medio sociocultural sobre las mujeres que deciden abortar y las experiencias psicológicas que viven tales mujeres. Un medio que estigmatiza tanto a las mujeres que tienen muchos hijos como a las que abortan, las secuelas psicológicas del estigma son profundas, lo que conduce a reacciones cognitivas, emocionales y de conducta negativas.

d. Aborto y factores de riesgo coexistentes

Desde esta perspectiva los estudios enfatizan los factores sistémicos, sociales y personales que llevaron al embarazo no deseado y que colocan a la mujer en riesgo de hacerse un aborto.

Entre los cuales podemos citar: La pobreza como factor de alto riesgo de embarazo no deseado y también de aborto, el embarazo adolescente, el consumo de drogas, el abandono escolar y, si existe violencia intrafamiliar, alta posibilidad de depresión, suicidio y estrés postraumático.

Factores de riesgo personales: se ha detectado la concurrencia de patologías en personas de riesgo, tales como: la misma persona que tiene un aborto por embarazo no deseado participa de otras conductas de riesgo, como beber, fumar, drogas, las cuales, a su vez, aumentan las posibilidades de problemas de salud mental.

Como bien lo cite, estos cuatro enfoques no son excluyentes entre sí y pueden ampliar la visión del fenómeno del aborto inducido y entregar más elementos de análisis para apoyar a los clínicos y personas que trabajen en esta área.

La experiencia clínica ha mostrado la enorme variabilidad de respuestas emocionales, una gran diferencia en los tiempos en que éstas se presentan y la gran necesidad de prevenir que los abortos ocurran.

Síndrome post-aborto                                                                                      

Los que desarrollaron este enfoque específico describen el aborto como una experiencia traumática que puede desencadenar un síndrome denominado “Síndrome Post-aborto” (Sppeckhard y Reus); este síndrome no es reconocido por el DSM-IV, ni por todos los clínicos, pero sin embargo es muy similar y tiene casi todas las características del Trastorno por estrés postraumático, cuyos criterios diagnósticos es importante conocer para comprender la magnitud del cuadro clínico al que nos referimos cuando hablamos de la posibilidad de que una mujer que aborte intencionalmente pueda llegar a vivirlo.

Criterios para el diagnostico de estrés postraumático (según el DSM-IV)

A. La persona ha estado expuesta a un acontecimiento traumático en que han existido:

1. La persona ha experimentado, presenciado o le han explicado uno o más acontecimientos caracterizados por muertes o amenazas para su integridad física o la de los demás.

2. La persona ha respondido con temor, desesperanza o un horror intenso (en los niños esto puede expresarse en conductas desestructuradas o agitadas).

B. El acontecimiento traumático es re experimentado persistentemente a través de una o más de las siguientes formas:

1.                      Recuerdos, pensamientos o percepciones (en los niños pueden ser juegos recurrentes con temas o aspectos característicos del trauma).

2.                      Sueños repetitivos sobre el acontecimiento, que producen malestar (en los niños sueños terroríficos).

3.                      El individuo actúa o tiene la sensación de que el acontecimiento traumático está ocurriendo (incluye sensación de estar reviviendo la experiencia, ilusiones, alucinaciones y episodios disociativos de flash back que pueden aparecer al despertar o al estar intoxicado) (Los niños pueden re escenificar el acontecimiento traumático).

4.                      Malestar psicológico intenso al exponerse a estímulos internos o externos que simbolizan o recuerdan un aspecto del acontecimiento traumático específico.

5.                      Respuestas fisiológicas al exponerse a estímulos internos o externos que simbolizan o recuerdan un aspecto del acontecimiento traumático específico.

C. Evitación persistente de estímulos asociados al trauma y embotamiento de la reactividad general del individuo ausente antes del trauma, tales como los siguientes síntomas:

1.      Esfuerzos por evitar pensamientos, sentimientos o conversaciones

2.      Esfuerzos para evitar actividades, lugares o personas que motivan

3.      Incapacidad para recordar un aspecto importante del trauma.

4.      Reducción acusada del interés o la participación en actividades significativas

5.      Sensación de desapego o enajenación frente a los demás.

6.      Restricción de la vida afectiva (ej. Incapacidad para sentir sentimientos de amor).

7.      Sensación de un futuro desolador (ej. No esperar casarse, tener un empleo, formar una familia, en definitiva llevar una vida normal).

8.      Sobre el suceso traumático. Recuerdos del trauma.

D. Síntomas persistentes de aumento de la activación (arousal) (ausente antes del trauma) tal como indican dos (o más) de los siguientes síntomas:

1.      dificultades para mantener o conciliar el sueño.

2.      irritabilidad o ataques de ira.

3.      Dificultades para concentrarse.

4.      Hiper-vigilancia

5.      Respuestas exageradas de sobresalto.

E. Estas alteraciones (síntomas de los Criterios B, C y D) se prolongan por más de un mes.

F. Estas alteraciones provocan malestar clínico significativo o deterioro social, laboral, o de otras áreas importantes de la actividad de la persona.

Los resultados del primer estudio internacional a largo plazo dirigido por el doctor Vincent Rue (2004) revelan evidencias de síntomas de estrés postraumático en mujeres que han abortado y que él denomina “síndrome post-aborto”. Las estadísticas recogidas en Norteamérica revelan lo siguiente:

*      El 55% de las mujeres que habían abortado informaron de pesadillas y preocupación con el aborto.

*      El 73% describe situaciones de volver a revivirlo.

*      El 58% de las mujeres informa de pensamientos suicidas que relacionan directamente con sus abortos.

*      El 68% revela que se sienten mal consigo mismas.

*      El 79% informa de culpabilidad, con incapacidad para perdonarse a sí mismas.

*      El 63% tiene miedo respecto a sus futuros embarazos y maternidad.

*      El 49% tiene problemas al estar cerca de bebés.

*      El 67% las describe a sí mismas como “emocionalmente entumecidas”.

Una exhaustiva revisión de muchos otros estudios y la experiencia clínica indican que para muchas mujeres el inicio de disfunciones sexuales y desórdenes alimentarios, el aumento del tabaquismo, desórdenes de pánico y ansiedad, pueden ser vistos como consecuencia de su experiencia abortiva.

Otro aspecto psicológico importante a tener en cuenta y que debe ser motivo de consulta y terapia psicológica, es la manera en que asume la madre que ha tenido un aborto el embarazo de una amiga o familiar: Para la madre que ha sufrido un aborto las emociones están a flor de piel, pero, sobre todo si su dolor no ha sido reconocido por su entorno, asumir un feliz embarazo en su entorno puede ser una prueba muy dura.

Pues, si otras personas del entorno, familiares o amigos, esperan otro hijo o quedan embarazados inmediatamente después, la madre se puede sentir traicionada, por ellos, por la vida, por ella misma.

Es una situación muy delicada y a veces la mujer reacciona enfadada o alejándose de los que si tienen un embarazo feliz. No deberíamos sentir rencor por ello, si entendemos su pena podemos disculpar que sus reacciones sean incomprensibles. Hablar con el corazón y respetar el dolor o la necesidad de alejamiento ayuda a que puedan reconstruir su fuerza para enfrentarse a lo sucedido, alegrarse por los hijos de otros y prepararse para un nuevo embarazo.

 

 

B.                     Para la relación de pareja

Para el hombre el aborto natural también es una situación dolorosa, aunque no implica las mismas emociones ni tiene el mismo reflejo físico y hormonal. Dependerá de su conexión con el bebé esperado o con lo avanzado del embarazo lo intensamente que le dolerá.

Pero, sea como sea, muchas veces los padres no saben cómo deben reaccionar. Piensan, erradamente, que hacerse los fuertes y empujar a la compañera a superarlo rápidamente. O ocultan su dolor bajo capas y capas de autocontrol,(impulsados por las costumbres tradicionales de la sociedad machista en la que nos desenvolvemos), puede ayudar. Pero ellos también pueden sentir la necesidad de llorar, de lamentarse, de tener miedo y de echar de menos a su hijo. Entonces, desde la fortaleza y el sostén que su compañera espera de ellos, deberían saber que mostrar su pena, llorar abrazados, reconocer el dolor, puede ser mucho más sanador que la negación.

En sentido contrario, las investigaciones señalan que cuando un hombre se da cuenta de que su hijo ha sido abortado, con frecuencia experimenta severas reacciones negativas. Uno de estos padres así lo explicó:

"Usted probablemente haya leído acerca de lo que causaron a los veteranos de Vietnam los sentimientos de culpa y las emociones reprimidas. Ellos lo llaman 'neurosis post-traumática'. Este fenómeno resulta básicamente de la intención de acallar o suprimir el recuerdo de la reacción a la muerte y la violencia que los rodeaba. Ese es el mismo tipo de reacción que tuve frente al aborto de mi esposa"[1].

El “stress” que sufre el padre se intensifica cuando la ley le niega todo poder para proteger la vida de su hijo no nacido, como ocurre en los EE.UU, donde la Corte Suprema "determinó que lo que el Estado no tiene (el derecho a prohibir un aborto) no puede concederlo a nadie más." Ello implica "que no existen derechos naturales creados por la paternidad", al punto que una sentencia del Supremo Tribunal de California sugirió que el niño es "un patrimonio del Estado" y si éste no lo valora, "nadie más puede protegerlo, ni siquiera quién lo engendró"[2].

Una de las graves consecuencias de esta situación es que, "si el hombre sabe que no tiene ningún derecho, no crea un vínculo con ese bebé no nacido" y "no protege a la madre que necesita un apoyo de su marido para atravesar el embarazo". De ahí que "la mayor parte de las relaciones se quiebran después del aborto", el 80 % de acuerdo a una estadística de la Abortion Recovery Canada[3]

 

Como se puede colegir, es lógico que los efectos negativos del aborto afecten también la relación de pareja, entre los cuales podemos citar, la aversión que algunas mujeres desarrollan hacia sus compañeros sentimentales, llámese novio, amante o esposo. Los estudios revelan que un 70% de las parejas suelen terminar sus relaciones un  año después de haber tenido un aborto.

Tristemente en la mayoría de los casos es el esposo, amante o “amigo”, quien indiuce a la mujer a la realización del aborto, bien sea de manera indirecta, negándole todo tipo de apoyo, o bien sea de manera directa, profiriéndole todo tipo de discursos y amenazas que van desde el abandono, hasta las lesiones físicas. Lo cual no solo va en contravía de la relación de pareja, sino que facilita el machismo, facilitándole al hombre su irresponsabilidad y la conversión de la mujer en un simple objeto sexual.

C.                    Para los otros hijos

La frustración del instinto maternal que conlleva un aborto, en la mayoría de los casos hace que la mujer sobreproteja a los hijos venideros o muy por el contrario tristemente los puede agredir de manera continua bien sea física o psicológica, causando graves daños emocionales, es así como lamentablemente de acuerdo con las estadísticas, los índices de maltrato infantil se ha aumentado en algunos países hasta en un 500%

 

 

 

 

 

  1. Estrategias para superar  un aborto

 

La soledad hace que muchas madres busquen a otras mujeres con las que compartir sus miedos y su pena. Y muchas lo hacen a través de internet. Especialmente es recomendable el foro Superando un aborto” donde se trata este tema desde todos los puntos de vista, lo fisiológico y lo emocional, compartiendo experiencias.

Nuestro entorno no ha elaborado ningún ritual para este tipo de pérdidas. El aborto es un tema incómodo, cuya causa muchas veces se desconoce. Hace falta que encaremos esta sombra y que sea un proceso respetado. En casi todas las clínicas y hospitales, la familia que ha pasado por un aborto tiene que compartir habitaciones y espacios con nacimientos felices; es como si compartieras una sala de fiestas con un tanatorio, por razones de economía o falta de espacio.

En este orden de ideas, lo primero que se debe hacer es buscar ayuda psicoterapéutica en manos de un Psicólogo, bien sea por medio de la EPS (Entidad Prestadora del servicio de salud) a la que se halle adscrito(a), tanto la madre, como el padre, los hijos y de ser posible la familia en general.

Otros aspectos que debe tener en cuenta son:

*      Otro embarazo

Hay aspectos médicos y fisiológicos que indicarían cuando la mujer puede tener otro embarazo, siendo recomendable esperar por lo menos tres meses. Aunque hay datos que recomiendan no esperar mucho más pues se constatan meno complicaciones, la OMS, teniendo en cuenta aspectos psicológicos, indica que al menos seis meses son los necesarios para superar el trauma emocional del aborto.

Sin poder dar una fecha general, sin duda, para que una mujer pueda afrontar un nuevo embarazo es necesario que pase su proceso de duelo y supere, aunque nunca olvide, el dolor de la pérdida del hijo que no llegará a nacer.

*      La cuna vacía:

Es un libro muy recomendable para quienes han tenido un aborto y para su entorno. Los autores son el ginecólogo y psiquiatra Emilio Santos, la psicóloga Rosa Jové, Angels Claramunt y la también psicóloga Mónica Álvarez.

La obra está dirigida a las familias que afrontan un aborto, brindándoles pautas para entender su dolor, la incomprensión del entorno o el trato de la medicina hacia su situación.

 

 con respecto a la literatura, es necesario aclarar que esta debe ser recomendada por el Psicólogo o Psiquiatra que le este brindando acompañamiento terapéutico y no por cualquier persona, dado que en el mercado, no solo existen un sinnúmero de revistas, libros y publicaciones de internet, escritas por personas que en  la mayoría de ellos no son profesionales, sino aficionados a los temas o en busca de algún tipo de reconocimiento y, en otros casos son escritas por profesionales en otras áreas que nada tienen que ver con el tema, como es el caso de periodistas, escritores, sacerdotes, pastores, trabajadoras sociales, etc., que se las dan de psicólogos empíricos y son precisamente ellos, los psicólogos empíricos los que han llevado a construir históricamente una sociedad neurótica y a agravar las situaciones más sencillas, con complicaciones demasiado graves para los incautos que recurren a ellos.

 

7.      El aborto en Colombia

 

A.                    Cifras: Según un artículo publicado el día 7 de septiembre de 2011en el diario el espectador, y colgado en su página de internet, en el que se citan cifras arrojadas por un estudio realizado, según el cual, un promedio de 400.000 abortos inducidos y unos 911.897 embarazos no deseados se registran al año en Colombia, cifras superiores al promedio en Latinoamérica y el Caribe, según un estudio divulgado este miércoles en Bogotá por el instituto Guttmacher de Nueva York.

"El registro (de abortos) en Colombia es más alto que el promedio estimado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Latinoamérica y el Caribe, que es de 31 por cada 1.000 mujeres. La muestra es de 39 por 1.000 mujeres, más alta que en México y Guatemala, pero más baja que en Perú", precisó a la AFP Elena Prada, investigadora del Instituto.

"Anualmente ocurren 412.000 abortos inducidos. Visto de otra forma, cada año una de cada 26 Colombianas en edad reproductiva (15 a 44 años) tiene un aborto, de acuerdo con la última investigación realizada en 2008, que acabamos de consolidar", explicó Prada.

Según el estudio “Embarazo no planeado y aborto inducido en Colombia: Causas y Consecuencias”, realizado por el Guttmacher Institute y la Fundación Oriéntame, muestra que en Colombia se realizaron 400.412 abortos inducidos, lo que representa un importante aumento en comparación con los 288.395 de 1989. Esta tasa supera el promedio de abortos inducidos en Latinoamérica: una de cada 26 colombianas tiene un aborto vs una de cada 33 mujeres en el resto de América Latina.

Indica además el estudio, El 99,9 por ciento de los abortos en nuestro país son realizados en medio de la ilegalidad

También, el estudio determina, que son pocas las mujeres que acceden a una interrupción voluntaria del embarazo, menos del 1%, a pesar de la nueva legislación que permite el aborto en tres situaciones: cuando la vida o la salud de la madre está en riesgo, cuando el feto presenta una malformación y cuando el embarazo resulta de una violación o incesto, según la sentencia de la Corte Constitucional de 2006.

Los procedimientos utilizados por las mujeres, indica el estudio, incluyen la ingesta de misoprostol-Cytotec (Píldoras), el recurso a una partera tradicional, profesionales medianamente capacitados y hasta la intervención de la propia madre, aumentando los riesgos y obligando a un tercio de ellas a buscar atención médica posterior al aborto.

El informe señala, asimismo, que en Colombia se registran anualmente 911.897 embarazos no planeados, lo que significa 89 por cada 1.000 mujeres, y cerca del 44% de ese tipo de embarazos termina en aborto inducido.

"Esta tasa es un 25% más alta que el promedio para toda Latinoamérica y el Caribe", lamentó Prada, coautora del informe fundamentado en sondeos a 300 instituciones prestadoras de salud, más de 120 médicos especialistas, encuestas nacionales de demografía y salud, así como en cifras de la OMS.

Agregó que mientras en 1989 el 52% de los embarazos registrados en el país sudamericano no fueron planeados, para 2008 esa cifra aumentó a 67%.

Sin embargo, Prada señaló que la tasa de aborto inducido ha permanecido relativamente estable en las últimas dos décadas, al pasar de 36 por cada 1.000 mujeres en 1988 a 39 por 1.000 en 2009, lo que significó un aumento de 8%.

En 2006, la Corte Constitucional de Colombia derogó la prohibición absoluta del aborto, permitiendo el procedimiento en casos de riesgo para la vida o la salud de la mujer, malformación fetal incompatible con la vida, y violación o incesto.

Pese al fallo, la gran mayoría de los abortos sigue ocurriendo en la clandestinidad. Según el instituto Guttmacher, en 2008 el 99,92% de abortos practicados fueron clandestinos e ilegales

 

 

B.                     Legislación colombiana: Despenalización: El 10 de mayo de 2006, la Corte Constitucional de Colombia produjo un fallo histórico a favor de los derechos humanos de las mujeres en el país. Mediante la Sentencia C-355/06 del 10 de mayo de 2006, la Sala Plena del Tribunal Constitucional decidió despenalizar la práctica del aborto en tres circunstancias específicas:

“a) cuando la continuación del embarazo constituya peligro para la vida o la salud de la mujer, certificada por un médico; b) cuando exista grave malformación del feto que haga inviable su vida, certificada por un médico; c) cuando el embarazo sea el resultado de una conducta, debidamente denunciada, constitutiva de acceso carnal o acto sexual sin consentimiento, abusivo o de inseminación artificial o transferencia de óvulo fecundado no consentidas, o de incesto.”

El ejecutivo reglamentó dicha ley a finales del mismo año, en contra de las expresiones multitudinarias que en contra de dicha ley se realizarán por sectores más conservadores del país – según los mismos-, contradiciendo con tales acciones jurídicas -según los grupos pro-vida- el artículo 11 de la constitución colombiana, que establece que "el derecho a la vida es inviolable, y no habrá pena de muerte".

Con la legalización del aborto en Colombia, se abrió un debate en torno a la objeción de conciencia.

Los médicos por la vida, argumentan su derecho a objetar en conciencia, y a no realizar abortos, mientras el ministerio de protección social, indica que deben remitir a la paciente a un médico que practique el aborto.

Los opositores a la ley esbozan conceptos tales como: “De qué manera se puede determinar si un embarazo es verdaderamente fruto de una violación o de una noche de placer y de irresponsabilidad”

Recientemente, el consejo de estado determinó que no correspondía al ministerio de la protección social regular lo dispuesto por la corte, sino al congreso. Por este motivo, la objeción de conciencia se encuentra en el limbo jurídico en el país

 

 

 

  1. Posición de la iglesia

 

El debate moral y ético sobre el aborto viene dándose hace ya varios años. Pero en el presente, por el creciente activismo de los movimientos feministas y el intento de formalizar una legislación reproductiva - sexual, es necesario conocer, más que nunca, los argumentos que favorecen el DERECHO A LA VIDA de todo ser humano, desde el momento de su concepción.de acuerdo con los sacerdotes, la cooperación formal a un aborto constituye una falta grave, que la Iglesia sanciona con pena canónica de excomunión”.

La Iglesia católica es el grupo social que más se ha opuesto y se opone al aborto.
En el Catecismo de la Iglesia católica (nn. 2.270-2.275) hay una clara y unánime afirmación de que la vida es inviolable desde el momento de la concepción. La afirmación de este derecho a la vida del no-nacido se fundamenta en su carácter biológico humano, la continuidad del proceso de desarrollo embrionario, el ser llamado a la vida en un contexto humano.

La afirmación del derecho a la vida del no-nacido se aplica incluso en las situaciones más dramáticas: indicación terapéutica, eugénica y “ética”

De acuerdo con un artículo titulado, El aborto “ Que dice la iglesia”, publicado en la página web de un grupo de voluntarios: estudiantes universitarios y terciarios, programadores y algunos sacerdotes, titulada iglesia.org

Los opositores de los planteamientos de la iglesia poseen 3 argumentos sustanciales a saber:

 

*                      "La Biblia no dice nada del aborto.": Refutación: Es verdad que la Biblia no condena explícitamente el aborto. Sin embargo, la Biblia enseña que lo que hay en el seno de una madre embarazada es un ser humano (cf. Salmo 139:13, 15; Jeremías 1:5; Lucas 1:13; Mateo 1:21). Además, la Biblia condena el homicidio directo de los inocentes (cf. Éxodo 23:7; Deuteronomio 27:25; Mateo 18:10 y 14). Ahora bien, los niños y las niñas que no han nacido todavía son evidentemente inocentes. Por consiguiente, el matarlos por medio del aborto es condenable.

Los representantes eclesiásticos consideran, que este argumento es en realidad un intento de desviar la atención de la maldad del aborto. Las personas que lo presentan muchas veces están totalmente de acuerdo con otros actos que la Biblia condena específicamente, como la actividad homosexual, la fornicación y el adulterio (cf. Romanos 1:26-27; Marcos 7:21; Éxodo 20:14).

*                      "La Iglesia Católica no está segura de que el feto sea una persona."Refutación: La Iglesia Católica siempre ha condenado el aborto por tratarse del homicidio directo de una persona inocente. Durante la Edad Media algunos teólogos creían que el alma era infundida cierto tiempo después de la concepción. Esta creencia, ya obsoleta, fue producto de la influencia de algunos filósofos paganos antiguos. Las personas que presentan este falso argumento utilizan estos hechos para hacerle creer a la gente que la Iglesia dudó de la humanidad del ser humano antes de nacer y que por lo tanto su doctrina no es segura, pero ello no es cierto. Aún aquellos teólogos que creían en el error ya mencionado, condenaban el aborto. La razón es muy simple. Si usted duda de la presencia de un ser humano en el seno materno, la duda debe ir a favor de la vida. De otra manera usted está actuando con intension criminal.

Durante esa época la Iglesia decretó penas canónicas menos severas para el aborto provocado antes de la presunta infusión tardía del alma. Pero su enseñanza moral permaneció invariable: el aborto es un acto intrínseca y gravemente inmoral durante cualquier etapa del embarazo.

 

*                      “Debemos respetar la capacidad que tienen las mujeres para tomar decisiones."Refutación: El mero hecho de que un ser humano sea mujer (u hombre) no implica automáticamente que goza de la sabiduría para tomar decisiones morales correctas. De hecho, las personas que presentan este falso argumento no le conceden esa misma capacidad a los hombres (muchas de ellas critican la enseñanza del Papa y los obispos). Esto no es otra cosa que sexismo.

El énfasis que ponen estas personas sobre la capacidad moral de las mujeres a la hora de decidir la aceptación del aborto, no es otra cosa que otro intento de desviar la atención sobre la maldad de éste. Al enfatizar que las mujeres gozan de esa capacidad, por ser las únicas que salen embarazadas, estas personas intentan colocarle una fachada moral a la matanza de los niños y niñas que no han nacido todavía.

Pero la cuestión fundamental aquí no es si las mujeres tienen la capacidad moral para decidir sobre el aborto. La cuestión fundamental es que el aborto destruye la vida de un ser humano. Ello no es objeto de decisión legítima por parte de ninguna persona, sea mujer, hombre, niño, adulto o anciano.

 

 


 

 

9.      Prevención del aborto

Para iniciar este capítulo, valdría la pena preguntarnos antes ¿si el aborto es un problema legal o de salud pública?, veamos:

Tradicionalmente el nacimiento de un niño es motivo de alegría y jubilo, sin embargo para miles de mujeres el embarazo es una experiencia dolorosa y hasta traumática, que incluso puede terminar en la muerte.

Como la celebración de la vida es el tema dominante, los aspectos sombríos de la procreación se silencian y solo son conocidos por las mujeres y por quienes las atienden. Uno de estos temas es precisamente el aborto, y más concretamente el aborto inducido, sin cuya referencia cualquier visión panorámica de los temas actuales sobre salud sexual y reproductiva resultaría incompleta.

De acuerdo con el Ps. Henry Gómez Londoño, autor de este articulo, en el mundo, entre 40 y 60 millones de mujeres recuren cada año a la interrupción “voluntaria” del embarazo, y en América latina se calcula que cada año se realizan alrededor de 3.4 millones de abortos.

Ante este panorama indica el Ps. Gómez Londoño, que se hace necesario que los gobiernos, y en este caso el de Colombia, inicien a tratar el aborto como un tema de salud pública, mediante el cual se establezca toda una política pública de prevención del aborto, el cual debe sin lugar a dudas incluir, aspectos tales como: la educación sexual y reproductiva, la popularización de los métodos de anticoncepción, mediante la entrega gratuita de los mismos a los jóvenes y adolescentes por parte de sus  respectivas EPS, la institucionalización de la materia de salud sexual y reproductiva, impartida estrictamente por Psicólogos, en todos los colegios e instituciones públicas y privadas como parte del PEI (Proyecto Educativo Institucional), siendo el aborto y sus complicaciones ( a todo nivel) una de las áreas vitales de dicha materia; además de escuelas de padres obligatorias para todos los padres de los niños que ingresan a los jardines y escuelas (Sean estas públicas o privadas), como método para prevenir el maltrato infantil y propender por una adecuada educación de los niños.

Además de ello entender que las adolescentes embarazadas además de enfrentarse a la misma situación que cualquier otra mujer embarazada deben enfrentarse, a priori, con una mayor desprotección, con mayores preocupaciones sobre su salud y su situación socioeconómica, de manera especial las menores de 15 años y las adolescentes de países con escasa atención médica y nula protección social de la adolescente embarazada, como es el caso de Colombia; y en tal sentido implementar mecanismos de protección que le brinden a la futura madre las garantías psicosociales básicas necesarias para llevar a feliz término su embarazo y brindarle a su hijo todo lo básicamente necesario. Apoyo este, que debe partir desde la escuela misma, donde el embarazo en las adolescentes debe de dejar de ser motivo de exclusión y repudio por parte de las directivas y compañeros de estudio y debe continuar en el seno del hogar donde la niña no debe sufrir ningún tipo de violencia, y para ello se deben reforzar los lazos de unión familiares, ya que la principal causa de los problemas en los jóvenes y adolescentes nace en la familia y la cada vez mas mala compunción existente en las mismas.

En tal sentido se debe volver a mirar la institución familiar como núcleo de la sociedad y crear programas, planes y proyectos que propendan por la reunificación de la misma, no dejándole por supuesto toda la responsabilidad al estado, pues los educadores de las escuelas y colegios deben también crear y aprovechar espacios de comunicación familiar en los que se redunde en la calidad de tiempo que los padres deben brindar a sus hijos.

Otros consejos que de acuerdo con el Ps. Gómez Londoño se deben tener en cuenta son:

*                      Buscar ayuda terapéutica de un Psicólogo, o en su defecto de un psiquiatra, pero en ningún caso buscar dicha ayuda en la mamá, el papá, los amigos(as), las vecinas, etc., ya que comúnmente es el tipo de ayuda que se buscan,  y es el menos indicado, debido a que dichas personas le brindaran consejos guiados por el  grado de afecto que le profesan  y a las experiencias que han vivido, además de empezar a  juzgarlos, lo cual les hace perder su objetividad y hace que dicho consejo carezca de valor práctico en la mayoría de los casos. Hoy día no hay excusas para dejar de asistir donde un psicoterapeuta, dado que todos los ciudadanos poseen un sistema de salud, mediante el cual tiene acceso a dichos profesionales con solo solicitárselo a su médico.

*                      En la materia del aborto resulta conveniente el consenso entre partidarios y opositores de que se debe tender a la reducción de abortos ya que resulta indiscutible que se los practica diariamente en todo el mundo, con o sin regulación, con o sin prohibiciones, con o sin condenas morales o legales. Recordemos que los embarazos no deseados conducen al aborto como una necesidad, en un cierto número de casos. De allí que se deba instruir, en primer término, a la gente de cómo evitar aquellos. En segundo lugar vendrá el análisis de cómo reglamentar el aborto como un derecho de la mujer sobre su cuerpo; en este sentido, la directora de la Fundación Oriéntame y coautora del informe, Cristina Villareal, destacó “la necesidad de eliminar obstáculos institucionales y burocráticos para las mujeres que buscan un procedimiento legal en la interrupción de su embarazo”.  El informe recomienda fortalecer los servicios anticonceptivos, mejorar la cobertura y calidad de los servicios postaborto e implementar la sentencia de la Corte Constitucional para el aborto legal. Considera además que es importante prestar una atención especial a las mujeres que viven en las zonas rurales y en situación de pobreza, porque son las que presentan mayores complicaciones y obstáculos

*                      Tener cuidado con el internet y las malas compañías: es muy común que las chicas busquen en internet la manera de abortar y en el transcurso de dicha búsqueda encontraran un sinfín de páginas que le ofrecen supuesta ayuda y consejo espiritual y hasta acompañamiento psicoterapéutico, ofreciéndoles además que si luego de aquella ayuda psicoterapéutica aun quiere abortar ellos se harán cargo de todos sus gastos de parto y ayudaran al nuevo bebe a tener un hogar…”DE ESO TAN BUENO NO DAN TANTO”, recientes informes periodísticos e investigativos han puesto a la luz pública como el único interés que poseen dichas empresas en convertir al nuevo ser en una mercancía más, como a ellos no les interesa ni el bienestar de la madre ¿, ni mucho menos la del bebe, sino el dinero que dicho bebe representa, especialmente en los “mercados” internacionales, donde existen miles de pareja en busca de poder comprar un bebe en el mercado negro ante la imposibilidad de ser padres biológicamente y obtener una adopción lícitamente.

Por tal motivo busque asesoría, pero búsquela en sitios legalmente constituidos y sin dudosa reputación, y si tiene dudas averigüe y no se deje manipular, ni usted ni el bebe que lleva en sus entrañas son mercancías al mejor postor.

 

 

  1. temas para reflexionar

 

 No podría terminar este libro, sin antes invitarlos a reflexionar sobre algunos aspectos sobre el aborto, que competen, no solo a las mujeres y/o  a las familias, sino a la sociedad en general y cuya respuesta sería útil a la hora de tomar una decisión tan trascendental como la de abortar; estas son:

*      El aborto provocado no es una experiencia inocua en la vida de la mujer, tanto su salud mental como física corren riesgos importantes.

*      Los sentimientos de tristeza, soledad y culpa parecen ser las respuestas más cercanas al suceso abortivo; si bien algunas mujeres reportan alivio postaborto inmediato, esto se atribuye a las fuertes angustias y tensiones vividas previamente.

*      Muchas mujeres viven duelos ocultos o no elaborados, porque no cuentan a nadie su experiencia por temor a ser estigmatizadas y/o por culpa, y esto daña su salud mental.

*      A raíz de un aborto pueden reactivarse patologías psiquiátricas preexistentes, como Trastornos depresivos, descompensación de Trastornos bipolares, crisis en mujeres con Trastornos de la personalidad que conduzcan a auto agredirse, a riesgo suicida y/o recaer en conductas de riesgo con alcohol y drogas.

*      Es importante pensar en cómo ayudar a la mujer que se ha realizado un aborto; no es fácil, dado que significa acompañarla en un proceso que incluya la aceptación de lo vivido sin negarlo, el tratamiento de sus síntomas y el auto perdón. Esto es reconciliar a la persona consigo misma, con su cuerpo y dar paso a la esperanza de superar lo vivido, por ello lo más aconsejable es recomendarle que busque ayuda psicoterapéutica con un Psicólogo y no con personas inescrupulosas e inexpertas, que normalmente lo único que desean es aprovechar la situación para sacar beneficio propio.

*      Algunas mujeres pueden presentar síntomas de estrés postraumático en forma aguda (síntomas duran menos de tres meses) o crónico si los síntomas duran tres meses o más y algunas después de más de seis meses del acontecimiento traumático, a veces consultan sin ligarlo con el aborto y es necesario preguntar activamente por éste, al no evidenciar otro antecedente de trauma.

*      En esta dirección hay que destacar el rol de los factores protectores de riesgo, sobre todo en los adolescentes, como estar integrado a la vida escolar, los deportes, pertenecer a una comunidad religiosa, desarrollar la autoestima, y transmitir el respeto por su cuerpo como dador de vida.

*      Ninguna mujer debería provocarse un aborto, ni sometida a coacción para hacerlo.

*      ¿Tenemos como Sociedad un diálogo pendiente, que nos conduzca a desarrollar coherencia en nuestros discursos y respondernos?

*      ¿Qué valor le damos realmente a la familia y a los niños?

*      Si una mujer postula a un trabajo ¿es correcto pedirle un test de embarazo antes de asignarle el puesto?, ¿de qué manera acompañamos y protegemos a la mujer embarazada?

*      ¿Cómo detectamos y ayudamos a las madres en riesgo de aborto para trabajar y dejar a sus niños en lugares protegidos y seguros, si es que carecen de red social de apoyo y familiar?

*      ¿Estamos conscientes del impacto que representa un aborto provocado y en la madre, en la familia? ¿Y de los efectos del mismo en los vínculos familiares?

*      Estamos dispuestos a preguntarnos ¿si lo que necesitamos son otras leyes?

*      Dialogar en forma más humana acerca de lo realmente importante: el valor del don de la vida y crear las condiciones para cuidarla y protegerla activamente a fin de que pueda ser vivida con dignidad y amor.

 

 

11.  Bibliografía

 

*      4° parte del seminario “lo que todos deberían saber sobre la cafeína”, March of Dimes organización, medicinanaturalcientifica.org/Recursos/estudioc/cafeina04.pdf, bajado de internet el 28 de junio de 2012, a las 1030 am.

*      http://www.embarazoinesperado.com/metodos.htm, bajado de internet el 28 de junio de 2012, a las 11:30 am de ABORTO TERAPEUTICO « Salvos, solo por gracia, soloporgracia.wordpress.com/2009/04/01/aborto-terapeutico


*       Publicado en Revista oficial de la Sociedad Española de Fertilidad. Especial. 8º Congreso Nacional SEC." Barcelona 21-24 Junio 2006

*      TÉCNICAS PARA LA PRÁCTICA DEL ABORTO PROVOCADO .http://www.acaive.com/pdf/TECNICAS%20PARA%20LA%20PRACTICA%20DEL%20ABORTO%20PROVOCADO.pdf, bajado de internet el 28 de junio de 2012

*      http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:IFx3o6S-OtYJ:abortocolombia.org/+&cd=2&hl=es-419&ct=clnk&gl=coabortocolombia.org/En caché - Similares


*      DSM-IV(1995): MANUAL DIAGNÓSTICO Y ESTADÍSTICO DE LOS TRASTORNOS MENTALES

*      Report of the APA Task Force on Mental Health and Abortion.

*      Cfr. “A Mans Viewpoint on Abortion, Great Expectations", "Fall", 1998, pp. 1,4; Cfr. Eric Pastuszek, "Is the Fetus Human?", Rockford (IL). Tan Books and Publishers, 1993, p. 34.

*      Cfr. Harold O.J. Brown, "El Aborto: morir antes de nacer", Ed. ATE, Barcelona, 1983, pp. 97-98

*      Cfr. Dra. Marie A. Peeterers-Ney, "Los efectos psicológicos del aborto en la familia", en "Jornada por la Vida", op. cit., p. 111

*      Sentencia C-355/06 de la Corte Constitucional: Sentencia que despenaliza parcialmente el aborto en Colombia, Bajado de internet el día 20 de junio de 2012, a las 12:24 M, de la pagina http://www.despenalizaciondelaborto.org.co/Sentencia-C-355-06-de-la-Corte

*      ASÌ ESTÀ EL ABORTO EN COLOMBIA ~ Profamilia Interactiva, bajado de internet el día 23 de junio de 2012, de la página profainteractiva.blogspot.com/.../asi-esta-el-aborto-en-colombia.htmlEn caché


*      El aborto “Qué dice la iglesia, bajado el  21 de junio de 2012, a las 2:25 pm de la página  http://www.iglesia.org/articulos/aborto1_03. php

 

 



[1] Cfr. “A Mans Viewpoint on Abortion, Great Expectations", "Fall", 1998, pp. 1,4; Cfr. Eric Pastuszek, "Is the Fetus Human?", Rockford (IL). Tan Books and Publishers, 1993, p. 34.
[2] Cfr. Harold O.J. Brown, "El Aborto: morir antes de nacer", Ed. ATE, Barcelona, 1983, pp. 97-98
[3] Cfr. Dra. Marie A. Peeterers-Ney, "Los efectos psicológicos del aborto en la familia", en "Jornada por la Vida", op. cit., p. 111

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada